La contextualización en las matemáticas

10 Junio 2021

En la escuela, generalmente, la matemática se presenta a los estudiantes como una ciencia de naturaleza abstracta, donde los conocimientos se adquieren de forma mecánica, los problemas que se plantean son enunciados verbales en lenguaje matemático ligados al tipo de operación o tema que se quiere desarrollar, donde la contextualización resulta irrelevante para la comprensión y resolución matemática de un problema. Por eso, el estudiante se limite a adivinar o descifrar cuál es el tipo de operación a realizar sin poner en juego su sentido común y lo que conoce fuera del entorno de la escuela.

Si abandonamos la contextualización, los estudiantes se preguntarán sobre el uso real o aplicación de lo que se aprende en la escuela. Actualmente, numerosos estudios demuestran que el interés y los logros de los estudiantes en matemática mejora cuando se conecta los conocimientos nuevos y las experiencias y conocimientos previos. El interés y la participación aumentan cuando se aprende mediante la aplicación de problemas de la vida diaria fuera del aula, logrando así motivarlo, haciendo más eficiente el proceso de enseñanza-aprendizaje.
Para involucrar a nuestros estudiantes en la contextualización de problemas matemáticos podemos hacerlo desde el punto de vista del contexto histórico involucrando la explicación histórica del tema, el contexto interdisciplinario relacionado con otras asignaturas, el contexto del juego en el que a partir de sus actividades lúdicas pueda involucrar la matemática, el contexto laboral haciendo que el estudiante pueda verse reflejado en una situación de un futuro laboral y el contexto científico con la demostración de teoremas o experimentos.

Hay por lo visto una tarea ardua en involucrar la contextualización en las matemáticas, ya que hay modelos prestablecidos, pero con esfuerzo y dedicación este cambio puede darse incluyendo la realidad en las aulas y la matemática a la realidad. El uso de la contextualización, en una sociedad en profundo cambio, debe mejorar nuestra labor docente y la educación en general, involucrando al estudiante en este cambio y haciéndole partícipe de su propio aprendizaje.
Por ejemplo

  • Pregunta no contextualizada
    Dada la expresión 24<x<37; ∀xϵR, encuentre la variación de x3. 
  • Pregunta contextualizada
    Cuando tomo el bus, el tiempo para dirigirme del colegio a casa varía entre 24 minutos y 37 minutos; pero si tomo un auto, este tiempo se reduce a su tercera parte. ¿Entre qué valores está el tiempo que empleo viajando en auto?

Finalmente, vemos que ambos casos van a tener la misma forma de resolución, sin embargo, en la pregunta contextualizada, invita a una lectura (transversal con el área de comunicación), interpretación (análisis y vinculación con algún caso propio), planteamiento (razonamiento) y resolución (estrategias para la resolución); mientras que en una pregunta no contextualizada, solo nos enfocamos en resolverla sin vincular con algún hecho cotidiano.

 

Compatir en: